lunes, 31 de marzo de 2014

Proyección del documental "Pensando en los demás"


 
Hemos comenzado la segunda parte de la asignatura, Organización Escolar, y para abarcar la primera práctica de ésta, hemos contestado a tres preguntas sobre la proyección del documental en clase.
Estas preguntas son las siguientes:

1)            Cuál es el método de enseñanza del profesor Toshiro Kanamori.
Como sabemos, la mayoría de veces, en la escuela, cuando los alumnos actúan mal, los maestros responden castigándoles sin recreo, mirando a la pared… pero aquella no es la forma más correcta de conseguir que los alumnos reflexionen sobre sus actos y con ello aprendan de sus errores.  Por ello, hay personas que piensan que se puede educar o enseñar sin la necesidad de castigar y éste es el método que llevó a cabo el profesor Toshiro Kanamori. Éste, pretende enseñar y educar a sus alumnos haciendo que entre ellos haya un ambiente adecuado y lleno de alegría para que sepan convivir y lograr crear fuertes vínculos de amistad, entre ellos. La esencia de este método es, que los alumnos tengan la total libertad de hablar y opinar libremente, y con ello, lograr expresar sus emociones.
El profesor Toshiro hace uso de “las cartas del cuaderno” como metodología. En éstas, cada alumno debe escribir en su cuaderno de clase los problemas que tienen, sus sentimientos, así como soluciones o sugerencias a otros problemas que haya en clase. Cada día salen tres alumnos a leerlas y los demás compañeros después de leerlas, comentan y opinan acerca del tema expuesto en las cartas.
En conclusión, con el método que lleva a cabo este profesor, quiere lograr principalmente, que sus alumnos consigan ser felices, que sepan expresarse, opinar, que creen amistades, etc…
Este método está sustentado por una buena relación del profesor Toshiro Kanamori, con sus alumnos, pero ésta es una buena relación desde el respeto.
2)            Cómo ha trabajado con los alumnos los problemas de acoso en la escuela.
Este profesor para solucionar el problema que se había producido en clase de burlas hacia unos alumnos, y con miedo de que ese problema se convirtiera en algo más grave si no se ponía remedio, les hizo, principalmente, reflexionar sobre sus actos, “¿por qué os reís de vuestros amigos?” , y para ello debían escribir una carta en el cuaderno. Pero, en primer lugar, intentó que los protagonistas de ese “acoso” hablaran y dieran acto de sus errores, pero esto no ocurrió, nadie reconoció su error. Por ello, el profesor les quería enseñar a reconocer sus actos, tal como dice en el documental, “el profesor les quiere enseñar a reconocer su propia vulnerabilidad”.  Por lo que, el profesor Toshiro Kanamori ve oportuno y esencial alargar el asunto el tiempo necesario, para lograr que sus alumnos consiguieran reflexionar sobre lo que había sucedido y con ello intentar que éstos no volvieran a cometer el error de reírse de sus compañeros.
Como opinión personal, una frase que nos ha llamado la atención de la reflexión de una niña, la cual participó en “tal juego”, fue: “a menudo decimos que venimos a la escuela para ser felices, pero a ella la hicimos infeliz”. Con esta frase vemos perfectamente que el profesor ha conseguido perfectamente lo que quería, como también vemos la capacidad de expresión y reflexión que tienen estos niños de primaria, gracias al método de Toshiro Kanamori.

3)            Según vuestra experiencia como alumnos de escuela ¿recordáis experiencias con profesores que hayan tenido el objetivo de enseñaros a pensar en los demás?
Como alumnas y futuras maestras, somos conscientes de que dicho objetivo debe ser alcanzado por todos y cada uno de los profesores que existan. Nuestro objetivo es formar a personas, a personas responsables, por lo tanto personas que miren más allá de sí mismos. Y como dice el refrán “cada maestrillo tiene su librillo”, es decir, cada uno a su manera, pero todos deberían encargarse de que sus alumnos sepan respetar a los demás.
Uno de los docentes que queremos recordar es Don Antonio, maestro de educación física en el curso de primaria de Leticia. Don Antonio siempre realizaba juegos en equipo con nosotros, y nos decía que lo que pretendía con ello era que nos diésemos cuenta de que nos necesitamos los unos a los otros, y que aunque en su asignatura sólo se tratara de un simple juego, en nuestra vida cotidiana siempre necesitaríamos a alguien. Por todo ello, creemos que su objetivo era que aprendiéramos a respetar, convivir y pensar en los demás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada