domingo, 2 de febrero de 2014

Primeras reflexiones.

Como futuras maestras de Educación Primaria uno de nuestros primeros propósitos es enseñar y educar a nuestros alumnos con el fin de que reciban una buena enseñanza- y con ello logren un buen aprendizaje-, así como ayudarles y guiarles en su formación como personas y futuros profesionales.
Nosotras vemos esencial para conseguir ofrecerles a nuestros alumnos una buena enseñanza, que el profesorado tenga amor, y no un amor cualquiera, sino un amor que esté basado principalmente en la ayuda y en el cuidado del alumnado. También vemos esencial ayudar a nuestros alumnos a que entre compañeros puedan convivir en grupo, sean cooperativos y se ayuden entre ellos, ya que deben saber trabajar en grupo, y ya no para su trayecto de formación y para su vida laboral, sino también para que les sirva para saber convivir con gente en su vida personal.
Otro de nuestros propósitos sería partir fundamentalmente de las ideas y pensamientos de los alumnos y desde ahí planificarnos las clases y los contenidos a enseñar, para ver de qué forma nos vamos a acercar más o menos a los intereses de nuestro alumnado.  Es decir, con ello también queremos lograr que haya una mayor interacción entre alumno-profesor y no una clase monótona donde el profesor se encuentra leyendo o explicando “algo” y los alumnos simplemente escuchando o haciendo que escuchan, sin ningún tipo de interacción. Otro propósito como futuras maestras sería lograr desarrollar en nuestros alumnos el gusto y el interés por la lectura, y con ello ayudarles a que den paso a su imaginación y busquen su creatividad, que muchas veces se encuentra perdida.
Respecto a qué cambiaríamos o qué mejoraríamos como futuras docentes… vemos necesario cambiar gran parte de la actual enseñanza, ya que pensamos que los alumnos no consiguen aprender ni interiorizar nada, sino que simplemente memorizar contenidos, plasmarlos en un examen y cuyo fin simplemente sea, en muchas ocasiones, lograr pasar de curso y no aprender, que es lo que realmente importa y para ello se va a la escuela, “se supone”.  Por lo tanto, que nuestros alumnos memoricen como papagayos no nos serviría, lo que realmente nos serviría y nos sirve es aprender e interiorizar los contenidos. Para ello, intentaríamos conectar más todas las asignaturas, y con ello lograr que nuestros alumnos no se encuentren tan perdidos y que consigan conectar hechos y contenidos aprendidos en una asignatura con otras.
Para terminar, creemos que esta asignatura nos llegará a aportar grandes conocimientos y destrezas que nos permitirán llevar adelante nuestro compromiso y objetivo como docente y poner en práctica aquellas competencias básicas que todo ciudadano ha de superar una vez acabada la enseñanza primaria obligatoria, además de cumplir con nuestras expectativas de crear futuros ciudadanos capaces de saber desenvolverse en su día a día en las distintas circunstancias que se le presenten pudiendo hacerlo de forma autónoma y eficaz.
Asimismo, pensamos, que esta asignatura junto con  Planificación de la Acción Educativa (donde ya pudimos aprender las ocho competencias básicas y contenidos a desarrollar como docentes),  son materias  esenciales que nos ayudaran a nosotros a aprender a planificarnos y organizarnos en nuestro futuro como docentes y por supuesto solucionar y mejorar aquello que cambiaremos en nuestro centro escolar una vez que estemos ejerciendo con gran pasión nuestra profesión.
Por último, destacar una frase que nos ha llamado la atención: "Me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí." Confucio.
Ainhoa, Vanesa,Lourdes y Leticia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada